Publicado el

Ahorro con biomasa

Simbolo de la biomasa y los biocombustibles
Active Image

Aplicaciones para ahorro de gasóleo con biomasa y residuos:

La biomasa es la mejor alternativa para sustituir combustibles convencionales como gas o gasóleo para calefacción o demanda térmica. Las calderas extraen los residuos o pellets de la tolva o de un silo, mediante sistemas automatizados como un tornillo sinfín que adecua la velocidad a la demanda de la caldera. También incorporan sistemas de encendido automático mediante una resistencia eléctrica y sistemas automáticos de limpieza de intercambiadores.

 
Producción térmica: Es el uso más rentable, utilizada sobre todo en hogares, aunque también se puede usar en centros públicos como hospitales, escuelas y piscinas . Existen aplicaciones industriales muy ventajosas como secaderos, aserraderos, carpinterías, ebanisterías, explotaciones agrarias y ganaderas. Los propios residuos de la industria se utilizan para máquinas y calefacción.

 

Producción eléctrica: La electricidad se puede producir por combustión. Si es integrada en un ciclo de vapor, se pueden obtener rendimientos de hasta 50 MW o por gasificación, aprovechando la fermentación de materiales residuales que producen gas, que es conducido a una central térmica que produce electricidad. Puede ser un sistema idóneo para combinar con centrales de ciclo combinado o centrales de energía solar termoeléctrica.
>> Ver planta de biomasa

Elaboración de combustibles limpios:

Biodiesel (obtenido a partir de aceites vegetales como el de girasol, colza…) o los bioalcoholes (procedentes de materias azucaradas que producen etanol mediante fermentación).

 

Caldera de biomasa: Esquema del proceso

Active Image

1. Depósito de biomasa (ver abajo tipos de biomasa)

2. Cóclea

3. Brasero en hierro fundido.

4. Resistencia eléctrica.
5. Hogar en hierro fundido.
6. Ventilador ambiente.
7. Salida aire caliente ventilación forzada.
8. Ventilación extractor del humo.
9. Asta-cepillo-tubos.
10. Cajón para la ceniza.

 

Tipos de biomasa:

Los más consumidos en España son las leñas y astillas (50%), seguido de lejías negras (15%), serrines y virutas (12%), orujo de aceituna (8%), cortezas (7%) y carbón vegetal (3%).

1 – Residuos forestales, agrícolas, ganaderos, lodos de depuración de aguas residuales, emisiones de gas en vertederos controlados (biogás)

2 – Residuos de la industria de la madera, carpintería, aserraderos (serrines, virutas,astillas, cortezas y pellets). Los pellets son residuos procesados para maximizar el nivel de combustión.

3 – Cultivos energéticos: suelen ser plantas de tipo herbáceo (cardo) o leñoso (chopo, eucalipto)

4 – Productos transformados química o biológicamente de determinadas especies vegetales o de los aceites domésticos usados para convertirlos en biocombustibles (metanol y etanol)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *